viernes, 6 de marzo de 2009

EXCESO DE VITAMINAS PUEDE ENFERMAR A LOS NIÑOS

HIPERVITAMINOSIS. PADRES DEBEN TENER CUIDADO AL ADMINISTRAR SUPLEMENTOS.
Lo mejor es mantener una dieta sana que incluya todos los nutrientes.
Desde tumores hasta problemas gástricos produce el exceso de aportes.
Muchos padres, en el afán de que sus hijos se mantengan rozagantes, abusan en el suministro de complementos vitamínicos sin sospechar que esto puede acarrear problemas de salud, entre ellos tumores en la cabeza y problemas gástricos que luego se hacen difícil de controlar.
Al exceso de aportes de vitaminas se le denomina hipervitaminosis, una patología que aparece cuando hay un desequilibrio en el consumo de los grupos de vitaminas que require el organismo de un niño, en especial en menores de dos años.
Francisco Barroso, médico pediatra y puericultor, expone como ejemplo que cuando se suministra sin control vitamina A, el niño presenta síntomas similares cuando se padece un tumor similar: dolor de cabeza, vómito y visión borrosa. En menores de un año, también se han encontrado abultaciones en la fontanela o mollera.
lo mejor para prevenir esta patología es darle a los niños una dieta equilibrada que incluya todos los grupos alimenticios, pues según dice, la naturaleza se encarga de suministrarle lo que cada pequeño necesita en cada etapa de su vida.
El especialista señaló que pequeñas cantidades de brócoli aportan vitamina E; la zanahoria la tipo A. Las frutas cítricas, en especial la naranja, son buenas para iniciar a los niños en el consumo de este tipo de requerimiento.
En el caso de los cereales, es mejor procesarlos en su concha para aprovechar todas sus bondades. Dice que cuando se adquieren en presentaciones industrializadas sólo aportan carbohidratos, pero no calorías. En el caso del calcio, dos vasos de leche diarias son suficientes para un niño menor de un año, los otros requerimientos se sustituyen con quesos y yogurt.
Con las grasas hay que tener mucho cuidado, pues son más dificiles de digerirlas. Recomienda comer alimentos ricos en ácidos grasos esenciales, como el Omega 3. Para los pequeños es recomendable darles pesacados que no tengan espinas, como la merluza.
MOSCA CON LOS ANTIBIÓTICOS
El aparato digestivo de los humanos produce por naturaleza vitamina E y B12. Explica Barroso que cuando se abusa en el consumo de antibióticos puede alterarse el equilibrio de estas sustancias y empezar a aparecer problemas gástricos severos. En el caso de los niños, su uso debe siempre supervisarlo un especialista. La cantidad debe ser la exacta, pues de lo contrario se ocasionan problemas renales y afectarse el sistema nervioso. Expone que en los climas tropicales no hace falta consumir vitamina D a través de productos sintéticos, porque la energía solar suministra la cantidad suficiente. En el caso del ácido fólico presente en frutas como el mango y la naranja, recomienda que puede tomarse en tabletas durante tres meses seguidos, suspenderlo otros tres meses y luego continuar. "Soy partidario que lo mas sensato es dejar que la naturaleza se encargue de dar al organismo la cantidad exacta que necesita cada persona y evitar consumir en exceso vitaminas sintéticas" añade.
Fuente: Diario Ultimas Noticias / miércoles 04-03-09 / Pág. 10

1 comentario:

ALDO dijo...

COINCIDO CON SU TEORIA, PERO QUE SUCEDE CON UN NIÑO AL QUE NO LE GUSTA CONSUMIR FRUTAS O VERDURA, NO TODAS LAS VITAMINAS SE ENCUENTRAN EN LOS CARBOHIDRATOS Y PROTEINAS. QUE SE HARIA EN ESTE CASO?

Hasdrubal Becerra Presidente

Hasdrubal Becerra Presidente